Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica (2do. Trimestre 2008)"

See other formats


LECCIÓN 13 



1^ 



Referencias: 

Números 22-24; 

Patriarcas y profetas, 

págs. 467-482. 



Versículo para 
memorizar: 

'TI que me ama, 

hace caso 

de mi Palabra'' 

(Juan 14:23). 



Y I Objetivos: 

\ / Los alumnos: 

Sabrán que 

adoramos a Dios 

cuando le obedecemos. 

Se sentirán dispuestos 

a atender la voz de Dios. 

Responderán pidiendo a Dios 

su ayuda para escucharlo 

y obedecerlo. 



t^ 



Mensaje: 

Adoramos a Dios 
cuando seguimos 
sus instrucciones. 



Balaam v el asna 
que hablaba 

Tema del mes 

Adoramos a Dios cuando le obedecemos. 

Resumen de la lección 

Balac, rey de Moab, le pide a Balaam que pronuncie una 
maldición en contra de los israelitas. Se le ofrecen muchas 
riquezas por hacer eso. Balaam le pide instrucciones a Dios y él 
le dice que no maldiga a su pueblo. Pero siendo que es egoís- 
ta, Balaam va a maldecir al pueblo de Israel de todas maneras. 
Mientras va a encontrarse con Balac, el asna de Balaam ve un 
ángel, que Balaam no ve. Finalmente el ángel '^abre la boca del 
asna^ El asna y Balaam tienen una conversación acerca de ira 
y crueldad contra los animales. Balaam ve su error y promete 
decir solamente lo que el Señor le indique que diga. 
Finalmente, Balaam pronuncia tres bendiciones, no maldicio- 
nes y entonces Balac lo envía de regreso. 

Esta es una lección acerca de la adoración 

La adoración es más que ir a la iglesia. Es seguir las instruc- 
ciones del Señor en cada aspecto de la vida. Adoración es obe- 
decer a Dios, escuchar su voz y decir lo que quiera que diga- 
mos. Usamos nuestra voz y nuestras palabras para adorarlo. 

Para el maestro 

Balaam era un profeta o adivino arameo sobornado por 
Balac, rey de Moab, para maldecir al pueblo hebreo (o lanzar 
un ^^embrujo'' sobre él). Balaam era famoso por poseer poderes 
inusuales pero los autores bíblicos en ninguna parte lo llaman 
profeta, aun cuando presentó varios oráculos con respecto al 
pueblo hebreo. (Ver Balaam, Diccionario bíblico adventista). De 
hecho, la palabra hebrea usada para describir las profecías de 
Balaam, es diferente a la palabra usada para los verdaderos 
profetas de Israel. (Ver la New International Versión StudyBible, 
Grand Rapids, MI: Zondervan Publishing House, 1985, nota 
sobre Números 23:7). 

^^Balaam había sido una vez hombre bueno y profeta de 
Dios, pero había apostatado, y se había entregado a la avari- 
cia; no obstante, aún profesaba servir fielmente al Altísimo. No 
ignoraba la obra de Dios en favor de Israel; y cuando los men- 
sajeros le dieron su recado, sabía muy bien que debía rehusar 
los presentes de Balac y despedir a los embajadores. Pero se 
aventuró a jugar con la tentación... Ávidamente aceptó los 
tesoros ofrecidos y luego, aunque profesando obedecer estric- 
tamente a la voluntad de Dios, trató de cumplir los deseos de 
Balac'' (Patriarcas y profetas, pág. 468). 



106 LECCIÓN TRECE 



ADORACIÓN 



"E\ amor se manifiesta en obediencia. La línea de demarcación será clara y distinta entre los que 
aman a Dios y guardan sus mandamientos y aquellos que no lo aman y desprecian sus preceptos'' 
(Testimonios para la Iglesia [en inglés], tomo 6, pág. 92). 

Xuando conozcamos a Dios como es nuestro privilegio conocerle, nuestra vida será una vida de 
continua obediencia. Si apreciamos el carácter de Cristo y tenemos comunión con Dios, el pecado llega- 
rá a sernos odioso'' (El Deseado de todas las gentes, pág. 621 ). 

Decoración del aula 

Ver la lección n° 10. 



Deiarrollo del programa 



Sección 

Bienvenida 



Minutos 



Actividades 



Materiales necesarios 



o 



® 



o 



o 



permanente Reciba a los alumnos Ninguno 
a la entrada. Escuche 
sus problemas o motivos 
de gozo. 



Actividades 


hasta 10 


A. ISorpresal 


Ninguno 


preliminares 




B. "Suertes" de animales 


Animal, lámina o videocasete de ani- 
mal haciendo "trucos" 






C Reglas de tránsito 


Cinta adhesiva o cordel, papel rojo y 
verde, tijeras 


Oración y alabanza 


hasta 10 


Compañerismo 


Ninguno 






Cantos 


Ver pág. 109 






Misiones 


Folleto Misión para niños 






Ofrenda 


Canasta u otro recipiente 






Oración 


Ninguno 



Estudio de la Biblia 



hasta 20 Experimentando la Bufandas o chales, escoba, bolsas de 

historia tela, vara, corona 

Versículo para memorizar Pizarrón o pizarra metálica tiza o 

marcadores, borrador 
Estudio bíblico Biblias, papel, lapicera 



Aplicando la 
lección 



hasta 15 Instrucciones 



Biblias, padres de los alumnos de su 
clase 



Compartiendo la hasta 15 A. Rasga el papel 

lección 



Cartulina de colores, papel, lápices 
o lapiceras, padres de los alumnos 
de su clase 



En cualquier momento del programa se puede orar o alabar a Dios con un canto 



LECCIÓN TRECE 107 



ENSENANDO lA LECCIÓN 



Bienvenida 

Dé la bienvenida a sus alumnos en la puerta de entrada. Pregúnteles cómo 
han pasado la semana, qué cosas buenas les sucedieron o qué problemas enfren- 
taron. Escúchelos repetir el versículo para memorizar de la semana pasada y aní- 
melos a contar una experiencia de su estudio de la lección de la semana pasada. 
Comiencen con la actividad preliminar que usted haya elegido. 



Necesita: 

• animal, lámina 
o videocasete 
de animal 



o 



Actividadei preliminareí 



Seleccione la actividad o actividades más apropiadas para su situación. 

A. ¡Sorpresa! 

Diga a sus alumnos: Piensa en una ocasión en la que te llevaste una gran 

sorpresa. Cuando todos sus alumnos hayan pensado en una, deles un minuto 
para pensar cómo ''dibujar'' la sorpresa en el aire, usando sus manos, de manera 
que el resto de la clase pueda adivinar qué es. Dé a cada alumno la oportunidad 
de participar. Si su grupo es grande, forme grupos de cuatro a seis alumnos para 
esta actividad. 

Para reflexionar 

Diga a sus alumnos: Hay sorpresas lindas y feas. Vamos a pensar en algu- 
nas sorpresas muy lindas. (Acepte respuestas.) Vamos a pensar en algunas sor- 
presas feas. Coméntelas. Hoy vamos a aprender acerca de alguien que estaba 
realmente sorprendido. Dios tenía una sorpresa impresionante para un hom- 
bre que no hizo lo que Dios quería. ¿Quieren hacer lo que Dios desea? De eso 
se trata nuestro versículo para memorizar. "Eí que me ama, hace caso de mi 
palabra' (Juan 14:23). Vamos a decirlo juntos. Nuestro mensaje de hoy es: 

1^^ — ^ ADORAMOS A DIOS CUANDO SEGUIMOS SUS INSTRUCCIONES. 
Díganlo conmigo. 



u> 



B. Trucos de animales 

Pregunte a sus alumnos y espere la respuesta: ¿Cuál es el mejor truco de ani- 
males que has visto alguna vez? SI tiene una mascota que hace alguna destreza, 
y es seguro para los niños, tráigala para que la vean los niños o traiga una lámina. 
¿Quién tiene una mascota? ¿Pueden sus mascotas hacer algún truco? Invite a los 
niños a compartir sus historias y a que le muestren los trucos que pueden hacer 
sus mascotas. 

Para reflexionar 

Pregunte a sus alumnos y espere la respuesta: Dios nos dio animalitos para 
que fueran nuestros amigos. ¿Piensan que es importante cuidar de los anima- 
les que nos rodean? ¿Por qué? Sí, Dios nos dio los animalitos para que fueran 
nuestros amigos y espera que los tratemos con bondad. ¿Qué piensan que 
diría su mascota si pudiera hablar? Hoy vamos a aprender acerca de un ani- 
mal que, de hecho, habló. Y lo que dijo muestra que no estaba muy contento 
con su amo. Nuestro versículo para memorizar trata acerca de obedecer a 
Dios. 'El que me ama, hace caso de mi palabra ' (Juan 14:23). Vamos a decirlo 
juntos. En nuestra historia bíblica de hoy, el amo de este animal no estaba 
obedeciendo las instrucciones de Dios. No le estaba mostrando que lo amaba. 
Nuestro mensaje de hoy es: 



t:> 



ADORAMOS A DIOS CUANDO SEGUIMOS SUS INSTRUCCIONES. 
Díganlo conmigo 



C. Reglas de tránsito 

Trace con anticipación un cruce de ''caminos'' en el suelo, con cinta adhesiva o 
cordel. Corte el papel rojo para hacer la señal de ALTO. Corte el papel verde en 
rectángulos largos como señal de SIGA. 



108 LECCIÓN TRECE 



Diga a sus alumnos que se ubiquen en el ''camino'' y que empiecen a caminar 
por él cuando usted lo indique. Diga: "comiencen" y deles unos minutos. Espere 
algo de confusión al tratar de evitar choques. Ordéneles hacer un alto y coloque 
señales de papel rojo en algunas intersecciones. Pida a sus alumnos que se deten- 
gan cuando lleguen a la señal de alto. El alumno que llegue primero puede pasar 
primero por esa intersección. 

Conceda unos minutos para continuar caminando. Pídales luego que se deten- 
gan y coloque en las intersecciones que faltan, junto a los caminos, las piezas de 
papel verde. Diga a sus alumnos que las piezas de papel verde son como la luz 
verde de los semáforos. La gente que tiene luz verde puede pasar la intersección 
sin parar. Deje que sus alumnos transiten un poco más por los "caminos". Pídales 
luego que se sienten. 

Pregunte a sus alumnos y espere la respuesta: ¿Qué hiciste para evitar cho- 
car con la gente, donde no había señales de tránsito? ¿Fue más fácil transitar 
cuando añadimos las señales de alto y las luces verdes? ¿Qué sucedería si no 
tuviéramos esas señales en la vida real? ¿En qué se parece esta actividad a las 
instrucciones que Jesús nos da en la Biblia? (Dios nos da instrucciones en la 
Biblia para ayudarnos a vivir juntos en paz y con seguridad. Dios no desea que 
nos lastimemos unos a otros.) 

Adoramos a Dios cuando obedecemos las instrucciones que nos da en la 
Biblia. Eso muestra que lo amamos. Y eso me hace pensar en nuestro versículo 
para memorizar. Dice: 'El que me ama, hace caso de mi palabra' (Juan 14:23). 



Necesita: 

• cinta adhesiva 
o cordel 

• papel rojo y 
verde 

• tijeras 




^ 



J- 




Oración y alabanza ^ 



Compañerismo 

Si es apropiado informe los problemas o pesares y los motivos de gozo de los alum- 
nos, según lo expresaron al entrar. Permita que sus alumnos comenten sus experiencias 
con el estudio de la lección de la semana pasada y repase el versículo para memorizar. 
Celebre los cumpleaños, acontecimientos especiales y logros de sus alumnos. Dé una 
cordial bienvenida a todos los visitantes. 

Cantos sugerentes 

"A\ andar con Jesús'' (Himnario adventista, n° 238). 
''Me entrego a Jesús" (Alabanzas Infantiles, n° 38). 
"Honra al hombre de valor" (Himnario adventista, n° 454). 
"Entrega tu corazón" (Alabanzas Infantiles, n° 37). 
"Bendecidos" (Alabanzas Infantiles, n° 119). 

Misiones 

Cuente una historia del folleto Misión para niños. Enfatice seguir las instrucciones de 
Dios en esa historia. 

Ofrenda 

Diga a sus alumnos: Adoramos a Dios cuando lo obedecemos. 
Y le obedecemos cuando damos nuestras ofrendas para ayudar a 
otros a aprender acerca de él. 



Oración 



Necesita: 

• canasta u otro 
recipiente 



Pida a Dios que ayude a sus alumnos a querer obedecerle porque los ama. 



LECCIÓN TRECE 109 



o 



Necesita: 


• bufandas o 


chales 


• escoba 


• bolsas de tela 


• vara 


• corona 



Lección bíblica 



Experímentando la historia 

Personajes: Balaam, tres o cuatro men- 
sajeros, rey Balac, alumnos que sean 
1a pared'' 

Escenario: 

Balaam y los mensajeros tienen 
puestos mantos o tocados en la cabeza 
hechos de bufandas o chales. 

Balaam lleva una vara. La escoba 
será el asna de Balaam y Balaam 
actuará como si le pegara al asna con 
la vara. 

Balac lleva puesta una corona. Sus 
mensajeros llevan bolsas de tela con 
dinero. 

El resto de la clase forma dos gru- 
pos y se coloca a uno y otro lado del 
camino (un grupo frente al otro) con 
los brazos extendidos para representar 
las murallas a ambos lados del camino. 

Balac y sus mensajeros se colocan 
en una esquina del aula. Balaam se 
coloca en el otro extremo del aula. 
Haga pausas para que los actores 
representen su parte. 



Lea o cuente la historia. 

El rey Balac miró desde lo alto de la 
montaña hacia el valle del río Jordán. 
(Balac le hace sombra a los ojos con las 
manos.) ¡Dos millones de personas!, 
pensó. Dos millones de israelitas, ¡y ganan 
cada batalla! 

Entonces Balac se dijo: -Si los 
israelitas nos atacan, no podremos 
sobrevivir. Ganaron todas las batallas. 
[Van a acabar con nosotros tan rápido 
como una vaca se come toda la hierba 
de un campo! 

Balac se rascó la cabeza y el men- 
tón. (Los alumnos hacen lo mismo.) Pensó 
y pensó en qué podía hacer para dete- 



nerlos. De pronto se le ocurrió una 
idea. Recordó que había escuchado 
acerca de un hombre llamado Balaam. 
La gente decía que si Balaam bendecía 
a alguien, esa persona era bendita; y si 
maldecía a alguien, quedaba maldita. 
Allí mismo decidió el rey Balac pedirle 
a Balaam que maldijera a los israelitas. 

Así que Balac envió algunos men- 
sajeros a Balaam. (Los mensajeros van de 
Balac a Balaam.) Los mensajeros toma- 
ron el dinero (lo tocan por afuera de los 
sacos) en sus sacos y se lo ofrecieron a 
Balaam pidiéndole que maldijera a los 
israelitas. 

(Balaam se aleja de los mensajeros y se 
arrodilla para orar.) Pero cuando Balaam 
habló con Dios esa noche. Dios le dijo: 
-No maldigas a ese pueblo. Yo lo he 
bendecido. 

A la mañana siguiente, Balaam 
llamó a los mensajeros. (Los mensajeros 
vienen a Balaam.) -Regresen a su casa. 
El Señor no me permite ir con ustedes. 
(Los mensajeros regresan con Balac y 
hablan con él.) 

Los mensajeros le dijeron a Balac 
que Balaam no quería venir con ellos. 
Pero Balac decidió pedírselo otra vez. 
Así que envió más mensajeros con más 
oro, para rogarle nuevamente a 
Balaam que viniera. iSus bolsas esta- 
ban muy pesadas! (Los mensajeros regre- 
san con Balaam, llevando bolsas pesadas.) 
Pero cuando hablaron con Balaam, de 
nuevo les dijo que no, aun cuando era 
ambicioso y quería el dinero. (Balaam 
mueve negativamente la cabeza.) 

Dios sabía que ésta era una oportu- 
nidad para mostrarle a Balac su poder. 
Balac creía que Balaam tenía el poder 
para maldecir a los israelitas. Ahora 
Dios podía usar esa creencia para ben- 
decir a los israelitas aún más. Esa 
noche. Dios le dijo a Balaam: -Ve con 
los mensajeros, pero di sólo lo que yo 
te diga. 



110 LECCIÓN TRECE 



A la mañana siguiente, muy tem- 
prano, Baíaam llamó a los mensajeros 
(los mensajeros se acercan a Balaam) y les 
dijo que Dios le dio permiso para ir. Se 
subió a su asna (Balaam se sube a la 
escoba, toma la vara y transita por el aula.) 
y comenzó a andar por el valle. De 
pronto, el asna de Balaam se salió del 
camino hacia un campo. Balaam voltea 
hacía a un lado y le "pega" al asna.) 
Balaam, golpeó al asna hasta que el 
animal regresó al camino. (Balaam y el 
asna avanzan por el camino.) 

Pronto Balaam llegó hasta una 
parte muy estrecha del camino (los 
alumnos que forman las "paredes" extien- 
den los brazos mientras Balaam pasa entre 
ellos.) De pronto el asna se pegó tanto 
a la pared, que apretó contra ella el pie 
de Balaam. (Balaam choca contra la 
pared.) Y Balaam golpeó al asna nueva- 
mente. (Balaam lo hace.) El pobre asna 
gritaba, pero Balaam le seguía pegan- 
do. 

Finalmente, el camino se puso tan 
estrecho (la pared de alumnos se cierra 
aún más) que solamente quedaba espa- 
cio para Balaam y el asna. El asna no 
podía avanzar porque había un ángel 
tapando el camino, así que simplemen- 
te se detuvo y se echó en el camino. 
(Balaam y el asna se detienen, Balaam se 
arrodilla.) Balaam le volvió a pegar, 
pero entonces sucedió algo muy extra- 
ño: iEI asna miró a Balaam y le habló 
unas palabras! 

-dQué es lo que he hecho para 
que me pegues tres veces? -le pregun- 
tó el asna. 

Y Balaam le contestó a su asna: 
(Habla Balaam.) -Te estás burlando de 
mí. Si tuviera a la mano un cuchillo, 
ahora mismo te mataría. 

Pero el asna le recordó a Balaam: 
-Yo soy el asna que tu has montado 
toda tu vida, y bien sabes que nunca 
me he portado así contigo. 

Balaam respondió que no. (Balaam 
niega con la cabeza.) Entonces le fueron 
abiertos los ojos y vio a un ángel, un 
ángel brillante con una espada. El 



ángel le dijo a Balaam que si no hubie- 
ra sido porque el asna se había deteni- 
do, habría matado a Balaam, aunque 
no al asna. 

Finalmente Balaam llegó al lugar 
donde se iba a encontrar con el rey. 
(Balac y Balaam se encuentran.) Balac 
estaba ansioso porque Balaam comen- 
zara su tarea. -Mira toda esa gente allá 
abajo y maldícela -le ordenó Balac. 

Primero Balaam le advirtió al rey 
que únicamente podía decir lo que 
Dios le ordenara que dijese. Entonces 
levantó sus manos sobre el valle. 
(Balaam levanta los brazos.) Y cuando 
abrió su boca, sólo salieron bendicio- 
nes. Tres veces, en tres lugares diferen- 
tes, Balaam bendijo a los israelitas en 
vez de maldecirlos. 

La tercera vez Balac le gritó a 
Balaam: -IVete a tu casa! iVete de 
aquí! No te voy a dar ningún dinero. Te 
iba a pagar para que maldijeras a esta 
gente iy los has bendecido tres veces! 

Pero antes que Balaam se fuera. 
Dios le hizo decir una cosa más. Le dijo 
a Balac lo que los israelitas harían en 
su país. Le habló de una estrella que 
^^se levantaría de Jacobs Esa estrella iba 
a ser Jesús, quien salvaría al mundo. Y 
Jesús realmente vino y vendrá otra vez. 

Para reflexionar 

Pregunte a sus alumnos y espere la 
respuesta: ¿En qué forma desobede- 
ció Balaam las instrucciones de Dios? 
¿Cómo obedeció Balaam las instruc- 
ciones de Dios? ¿Qué hizo Dios para 
ayudar a Balaam a obedecer? ¿Cómo 
piensan que se sintió Balaam cuando 
escuchó hablar al asna? ¿Piensan 
que se dio cuenta de que estaba 
hablando con el asna? ¿Cómo pien- 
sas que se sintió cuando no pudo 
maldecir a los israelitas? ¿Puede Dios 
ayudarte de manera que sólo salgan 
buenas palabras de tu boca? ¿Cómo 
trató Balac de convencer a Balaam 
de ir con sus mensajeros a maldecir a 
los israelitas? (con una recompensa: 



LECCIÓN TRECE 111 



Necesita: 

• pizarrón o 
pizarra metáli- 
ca 

• tiza o marca- 
dores 

• borrador 




Balaam haría lo que Balac le dijera) A 
Balaam lo tentaron con dinero. ¿Con 
qué se sienten ustedes tentados? 
¿Cómo pueden resistir la tentación? 
Vamos a decir juntos nuevamente 
nuestro mensaje de hoy: 



t:> 



ADORAMOS A DIOS 
CUANDO SEGUIMOS SUS 
INSTRUCCIONES. 



Versículo para memorízar 

Anote las palabras del versículo 
para memorizar en el pizarrón o piza- 
rra y pida a sus alumnos que lo repitan. 
Pida luego a un voluntario que borre 
una palabra del versículo. Repítanlo 
todos nuevamente incluyendo la pala- 
bra que falta. Repítanlo hasta que se 
hayan borrado todas las palabras y 
todos los alumnos lo sepan. El versículo 
para memorizar es: "El que me ama, 
hace caso de mi palabra' (Juan 
14:23). 

Estudio de la Biblia 

Anote con anticipación en hojas de 
papel los textos de la siguiente lista. 



Pida a algunos adultos que ayuden a 
los alumnos a buscar los textos. 

Pregunte para comenzar: 
¿Recuerdan alguna historia de la 
Biblia donde se mencione a un asna? 
Pida a alguien que lea en voz alta 
Mateo 21 :1 al 3 y 7 al 10. cY un mulo? 
Pida a alguien que lea 2 Samuel 18:9 y 
10. Deje que sus alumnos respondan a 
lo siguiente: ¿Saben en qué se dife- 
rencian un mulo de un asna? Es 
mitad mulo y mitad caballo. 

Vamos a encontrar en la Biblia 
algunos textos sobre animales. Forme 
seis grupos de alumnos y dé a cada 
grupo un texto. Pídales que lean el 
texto y se preparen para dar un infor- 
me de lo que han aprendido en clase. 



1 Reyes 17:1 al 6 

Daniel 6:16 al 23 

Joñas 1:17 
Joñas 21 :1 al 6 



Juan 21 :1 al 6 



(Elias alimentado por 

los cuervos) 

(Daniel en el foso de 

los leones) 

(Joñas y el gran pez) 

(Jesús y la red de los 

discípulos llena de 

peces) 

(La moneda en la boca 

del pez) 



o 



Necesita: 

• Biblias 

• padres de los 
alumnos de su 
clase 



Aplicando la 
lección 



Instrucciones 

Si es posible, invite a los padres de 
sus alumnos a venir en los últimos 10 o 
15 minutos de la Escuela Sabática. 
Mantenga separados inicialmente a los 
padres de los hijos. 



Diga a sus alumnos: Dios le dio a 
los israelitas muchas instrucciones 
acerca de cómo vivir, tales como los 
Diez Mandamientos. Dios deseaba 
que los israelitas estuvieran sanos, 
que fueran felices y que vivieran jun- 
tos pacíficamente. Pida a alumnos 
voluntarios que lean Éxodo 20:12 y 
Efesios 6:1 al 3. Después diga a sus 
alumnos: Dios nos dio padres para 
que cuidaran de nosotros. ¿Qué dicen 



112 LECCIÓN TRECE 



estos versículos en cuanto a las ins- 
trucciones de Dios para los hijos? 

Conceda tiempo. Dios tiene también 
palabras de instrucción para los 
padres. Pida a padres voluntarios que 
lean Efesios 6:4 y Deuteronomio 6:5 al 
9. Conceda tiempo y pregunte luego: 
¿Qué les dicen estos textos a los 
padres sobre cómo criar a sus hijos? 

Para reflexionar 

Diga a sus alumnos: Niños, pien- 
sen por un momento en una forma 
en que pueden mostrarles a sus 
padres que los aman y honran. 
Padres, ¿cómo pueden mostrarles a 
sus hijos que los aman y honran? 
Cuando tengan una idea, toqúense la 
oreja, a fin de que sepa que están lis- 



tos para contestar. Pregunte a sus 
alumnos y espere la respuesta: ¿Qué 
cosas hacemos que les demuestran a 
nuestros padres que los amamos y 
honramos? ¿Qué acciones nuestras 
les dicen a nuestros padres que no 
los honramos? ¿Qué significa honrar 
a nuestros padres? ¿Por qué es 
importante obedecer a Dios honran- 
do a nuestros padres? ¿Por qué es 
importante para los padres amar a 
sus hijos? Vamos a repetir juntos 
nuevamente nuestro mensaje de hoy 
a fin de que tus padres puedan escu- 
charlo también: 



t:> 



ADORAMOS A DIOS 
CUANDO SEGUIMOS SUS 
INSTRUCCIONES. 



O 



Compartiendo la 
lección 

Rasga el papel 

Forme parejas de padres y alum- 
nos. Asegúrese de que cada niño cuyo 
padre o madre no esté presente, haga 
pareja con un maestro u otro adulto. 
Dele a cada persona (alumnos y maes- 
tros) una pieza de cartulina de colores. 
Pídales que rasguen el papel formando 
algo que muestre una manera de hon- 
rar a sus padres o a sus hijos. Por ejem- 
plo: 

una cama: para prometer que el 
hijo tenderá su cama cuando se lo 
pidan 

una pala: para decir que el niño 
ayudará en el jardín 

unos labios: se hablarán palabras 
amables unos a otros o se darán las 
gracias más a menudo. 



Ayude a sus alumnos a escribir en 
su papel: ^^Siendo que Jesús me ama y 
yo te amo, haré...'' 

Para reflexionar 

Invite a sus alumnos y a sus padres 
a mostrarse el papel rasgado uno al 
otro y explicar lo que significa. Invite 
entonces a sus alumnos y a sus padres 
a orar juntos, pidiendo a Dios que los 
ayude a ser obedientes a él y a amarse 
unos a otros. Diga a sus alumnos: 
Vamos a decir juntos una vez más 
nuestro mensaje de hoy: 

IV K ADORAMOS A DIOS 

V y CUANDO SEGUIMOS SUS 

^ INSTRUCCIONES. 

Clausura 

Canten juntos ''He decidido seguir a 
Cristo". Ore para que Dios ayude a sus 
alumnos a seguir sus instrucciones. 



Necesita: 

• papel cartuli- 
na de diversos 
colores 

• lápices o plu- 
mas 

• padres de los 
alumnos de su 
clase 



LECCIÓN TRECE 113